Home >> Qué es la Escarlatina

Qué es la Escarlatina

Post on By admin

que es la enfermedad de la escarlatina

La escarlatina es una enfermedad infecciosa frecuente en la infancia. Por algún motivo los padres se asustan mucho cuando se diagnostica a un hijo de escarlatina, y te dicen que si “eso no estaba ya erradicado”. Pues no, no es una enfermedad de las que “ya no se ven”, se ven bastantes, sobretodo en invierno y primavera.

¿En qué consiste la escarlatina?

Se trata de una infección bacteriana causada por estreptococos del grupo A que afecta a la garganta provocando amigdalitis y que además asocia una erupción cutánea característica, por lo que entra dentro del grupo de las llamadas enfermedades exantemáticas. En raras ocasiones puede aparecer también por infección de la piel por este mismo germen sin que haya amigdalitis. La gravedad y el tratamiento son los mismos que para una amigdalitis estreptocócica sin la erupción cutánea.

Amigdalitis

Tras un periodo de incubación de 1-5 días, aparece fiebre de forma brusca e inflamación de las amígdalas, con dolor de garganta y adenopatías cervicales (ganglios del cuello inflamados). La fiebre puede durar 3-5 días. También puede producir vómitos y dolor abdominal, inapetencia y el dolor de cabeza. En la escarlatina también es típica la lengua “aframbuesada”.

La causa de amigdalitis o faringoamigdalitis más frecuente son los virus, sobretodo por debajo de los 3 años de edad, por lo que será raro ver escarlatinas por debajo de esta edad, y muy rara en niños menores de 18m.

El hecho de tener exudados (placas) no indica que la infección sea bacteriana o viral  ya que hasta un 30% de las amigdalitis bacterianas no tienen placas y un 65% de las virales pueden tenerlas. Así que el hecho de tener placas no quiere decir que se tenga que dar antibiótico sí o sí.

Exantema

consecuencias de la Exantema infantil

La erupción se produce porque alguno de los tipos de estreptococo puede liberar una toxina que afecta a la piel.  Aparece tras 12-48h de que haya empezado la fiebre. Se trata de una erupción rojiza, rasposa (“en papel de lija”), con granitos muy pequeños, sobre un fondo rojo.

Empieza por la cara y cuello y va bajando a tronco y extremidades. En los pliegues (codos, ingles) es más intenso y pueden aparecer unas líneas más rojas. Puede picar y dura 3-7 días. Después puede descamarse la piel también de arriba a abajo.

Contagio

Se produce por gotitas de secreciones respiratorias de una persona enferma o portadora (tiene la bacteria en su rino-faringe pero no presenta síntomas).

Un niño deja de ser contagioso tras 24h de antibiótico.

Diagnóstico  de la escarlatina

El diagnóstico es clínico, pero puede ayudar el empleo de un test rápido que se realiza rascando las amígdalas con un escobillón (será positivo si hay estreptococo) o con un cultivo (tarda unos días pero te dice qué germen es el responsable y qué antibiótico es el más adecuado). Podría darse el caso de que un portador de estreptococo con una amigdalitis viral, nos dará un test positivo, por lo que es importante tener en cuenta la historia clínica y la exploración física.

Tratamiento de la escarlatina y complicaciones

Es una enfermedad que en general se curaría sin tratamiento. Sin embargo, si se diagnostica escarlatina, igual que en caso de amigdalitis estreptocócica sin erupción, se recomiendo tratamiento antibiótico para acortar síntomas, disminuir contagios y evitar complicaciones.

Las complicaciones pueden ser debidas a infección de órganos y tejidos adyacentes: absceso periamigdalino, absceso retrofaríngeo, otitis, sinusitis, adenitis mesentérica. Y también por procesos autoinmunes o reactivas desencadenados por el estreptococo sin que sea el propio estreptococo el que la cause: fiebre reumática, glomerulonefritis (riñón), que son muy raras actualmente por el uso generalizado de antibióticos.

Además del antibiótico, hay que administrar antitérmicos/antiinflamatorios y mantener al paciente bien hidratado, ofreciendo líquido a menudo y dieta blanda, fácil de tragar.

Se puede pasar más de una escarlatina en la vida.

This entry was posted on domingo, noviembre 19th, 2017 || . ||

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *